Sobre los regalos publicitarios

Los regalos promocionales consisten en artículos como accesorios de oficina, material de escritura, relojes, y muchísimo más, que acostumbran llevar impreso, grabado o serigrafiado el logotipo o marca de una empresa, los cuales, se entregan a consumidores, prospectos o proveedores, con el objetivo de obtener una compra, recomendación o fidelización.

Además los regalos promocionales son una preciada herramienta de promoción de ventas, y si es usada de forma idónea puede ayudarte a promover la venta de un producto, conseguir la recomendación de tu marca, lograr la recomendación de líderes de opinión, y obtener referencias de potenciales clientes.

Características de los regalos promocionales

Para que los regalos promocionales sean una herramienta positiva que ayude al logro de las metas que se hayan propuesto, suelen tener una o más de las siguientes características:

  • Ser atractivos: El diseño referente a color, forma, tamaño, peso u otro debería despertar el agrado y el interés en el público objetivo para que desee y quiera obtenerlo.
  • Ser útiles: El hecho de que un obsequio sirva para alguna labor o acción, brinde cualquier beneficio o produzca cualquier fruto, estimula a los individuos a hacer algo para obtenerlo.
  • Representar un valor añadido: Tienen que conseguir que el público objetivo perciba que recibirá algo adicional a cambio de su dinero, recomendación, prescripción o referencias.
  • Ser originales: O tener carácter de novedad para que cause extrañeza, admiración o sorpresa en el público objetivo.
  • Relacionarse con el producto que se está promoviendo: Por ejemplo, si el producto principal es un material de escritorio, el regalo promocional debe ser algo relacionado con la oficina. Si es un producto de cocina el obsequio puede tratarse de un utensilio de cocina.
  • Ser exclusivos: En algunas ocasiones los regalos promocionales tienen que ir dirigidos a un grupo selecto de clientes para que éstos se sientan exclusivos, por lo cual, no puede tratarse de algo común o que esté en cualquier parte.

En resumen, los regalos promocionales tienen que tener una o más cualidades que provoquen que el público objetivo perciba que va a recibir algo adicional de valor a cambio de su dinero, recomendación, prescripción o referencias; y una vez que lo reciba, se sienta satisfecho o complacido.

Tal cual, es muy probable que en una siguiente campaña o actividad promocional vuelva a hacer alguna acción a cambio de recibir un regalo promocional.

Si estas interesado en adquirir los mejores productos para merchandising podés contactarte con Somos Tampa, que en su catálogo, ofrece los mejores regalos empresariales.