CRM significa Gestión de la Relación con el Cliente. Como indica su nombre, el programa CRM es un sistema para regir sus relaciones con los consumidores.

Puede utilizar el programa CRM para hacer un seguimiento de las colaboraciones, los datos y las notas sobre consumidores o consumidores potenciales. Los datos se almacenan en una base de datos central y son disponibles para numerosas personas en una empresa.

Un CRM ayuda a optimizar las ventas, los esfuerzos de marketing, el servicio al comprador, la contabilidad y la administración para compañías en aumento. Numerosas personas tienen la posibilidad de entrar y editar los datos acerca del recorrido de un comprador en especial.

Un comprador puede ingresar primero a su software de seguimiento de clientes completando una información de contacto o un formulario de demostración en su página web.

Luego de ciertos correos electrónicos de seguimiento con un representante de ventas, puede actualizar la información del comprador para reflejar lo que ha aprendido sobre su organización. El departamento de marketing puede establecer inmediatamente cómo atraer mejor las necesidades de sus consumidores.

Ciertos de dichos pasos se rastrean automáticamente, mientras que otros datos tienen la posibilidad de ingresarse manualmente. Tener todo accesible en un solo sistema disminuye el desorden y el papeleo innecesarios, acelera la comunicación y optimiza la satisfacción del comprador.

En seguida, ampliaremos en qué es CRM y por qué las organizaciones usan estas herramientas con más detalle.

¿Por qué las organizaciones usan un software de gestión de relación con los clientes?

Las empresas usan la administración de relaciones con los consumidores por muchas causas, pero el propósito general es mejorar la experiencia del comprador e incrementar las ventas.

Generalmente, un CRM funciona mejor para compras consideradas o proveedores de servicios. Los joyeros finos, los paisajistas, las firmas de bienes raíces, los abogados o los contadores tienen la posibilidad de beneficiarse de un óptimo CRM.

Las organizaciones B2B, en especial esas con ciclos de ventas más largos como SaaS, además se benefician de un sistema que simplifica los procesos comerciales.

Una buena forma de establecer si su compañía se beneficiaría de una app de seguimiento de vendedores es tener en cuenta los retos que pretende solucionar:

  • Almacene toda la información de sus consumidores en un sistema consolidado. En vez de comunicar información a diversas divisiones, puede utilizar una plataforma de CRM para generar un exclusivo punto actualizado al que todos logren entrar;
  • Si los consumidores interactúan regularmente con algunas personas de su organización, es simple hacer un seguimiento de las relaciones anteriores con un CRM;
  • Un CRM puede ayudarlo a rastrear la productividad de sus conjuntos de ventas. Además puede ayudarte a entablar un flujo de trabajo o proceso a continuar.

¿Cuándo es el momento para adoptar un CRM?

Ahora que sabe lo que es un CRM, posiblemente haya decidido que un sistema CRM puede marcar el futuro de su compañía. La siguiente pregunta lógica es ¿cuándo?

Muchas novedosas empresas pequeñas empiezan sencillamente almacenando sus consumidores potenciales en un instrumento de marketing por correo electrónico y su lista de consumidores en una hoja de cálculo.

Aquello funciona bien por un tiempo, pero en cierto punto, las cosas empiezan a romperse. En especial para las empresas que buscan hacer crecer su comercio, podría ser difícil hacer un seguimiento de todo.

Una vez que almacena su información en diferentes sitios, puede producir discrepancias entre diferentes bases de datos. Algo tan sencillo como que alguien se olvide de actualizar una hoja de cálculo puede ralentizar a su equipo a medida que tratan de consolidar todo.

Dividir la información clave además puede dificultar la visualización de cómo se conectan los diferentes contactos u organizaciones.

Con el programa clásico, no posee la elección de actualizar la información en tiempo real, integrarse con sus aplicaciones preferidas o rastrear cómo interactúan sus consumidores con su website. Con un CRM, puedes.

Un CRM además ayuda con inconvenientes de recursos humanos, como la salida de empleados. Sin un CRM, es dependiente de los vendedores para cerrar sus tratos abiertos y recordar actualizar cualquier comunicación no redactada.

Un CRM remueve las premisas de este proceso y ahorra tiempo a todos al guardar todo y permitir que el siguiente camarada de equipo participe sin perder un paso.

En resumen, la contestación para la mayor parte de las organizaciones es bastante fácil. Si bien puede arreglárselas por un período sin un sistema CRM, adoptar uno suele ser mejor que aguardar hasta sentir el dolor de una solución ad hoc que se le ha quedado pequeña.