¿Sabías que no todo se mantiene mejor en el freezer? Te dejamos estos tips para que escojas bien qué congelar y cómo hacerlo para no desperdiciar y conservar la comida en óptimas condiciones para su consumo

El freezer es una herramienta súper eficaz en la cocina. Nos posibilita mantener alimentos por un largo tiempo (y ahorrar), y además sirve a veces como técnicas de cocina (enfriar previo a cocinar suele servir en varias recetas). Pero no solo hablamos de abrir la puerta de freezer y guardar cualquier cosa. Lo ideal para sacarle el jugo a este modo de conservación siguiendo ciertos pasos.

¿Te agradaría saber qué congelar y qué no? ¿Cómo envolver los alimentos? ¿Cómo «blanquearlos» previo a freezarlos? Si bien en la actualidad está esta información a disposición en diferentes sitios, te dejamos aquí los consejos para que puedas usar el freezer de la forma más eficiente que sea posible.

  • Escoger los recipientes adecuados para guardar en freezer: alumnio o plástico de alta densidad. Mejor si son aptos para frío/ calor, de esta forma luego de sacarlos del freezer pueden ir directo al microondas o al horno.
  • Escoger los envases más chatos y largos en lo posible , para que el proceso de congelación sea más veloz (evitando la proliferación de bacterias, y se mantienen mejor las texturas de los alimentos sin demasiada formación de cristales).
  • Colmar los envases solo al 90% . Los alimentos líquidos se dilatan una vez que los freezamos. Por esa razón no se debe colmar los envases, sean tuppers o bolsas, sino dejar un 10% al rededor del espacio.
  • Rotular con fecha de envasado, para después consumir previo al vencimiento. Hay tablas de plazos para el consumo conforme el tipo de alimento, principalmente permanecen impresas en las puertas de los freezers.
  • Las carnes acostumbran durar hasta 6 meses (res, avers, cerdo) en buen estado, salvo el pescado, que dura 3 meses.
  • Usar separadores plásticos para evitar que se peguen las cantidades en un mismo envase. Esto permitirá retirar cantidades para descongelar, sin tener que hacerlo con el total de la caja o bolsa. También pueden congelar por separado las cantidades y después guardarlas en una bolsa cada una de juntas, para separar más fácilmente.
  • Las verduras tienen que blanquearse antes de llevar al freezer (hervir 1/3 del tiempo de cocción total, o hundir por 30 segundos en agua hirviendo salada en el caso de hojas verdes)
  • Las preparaciones cremosas con gelatinas como bavaroise, mousses y semifreddos, tienen que contener mucha materia grasa (crema, yemas) para equilibrar la cristalización del agua.
  • Las masas crudas con levadura deben quedar hasta no más de 2 meses en el freezer. Las masas sin levadura se conservan sin ningún inconveniente.
  • Las claras de huevo pueden congelarse hasta 6 meses (sin yemas), y las yemas por 2 meses si se les añade azúcar o sal.
  • La leche se puede congelar, en cajas larga vida, o botellas plásticas. No conviene en sachet, suelen romperse con la dilatación.
  • Los alimentos con mucha cantidad de sal (anchoas por ejemplo), con mucho azúcar o alcohol, se conservan pero no se llegan a endurecer.
  • Evitar congelar papas crudas, mayonesa, enlatados
  • Evitar descongelar y volver a congelar si no se ha cocinado el alimento.
  • La crema de leche o crema chantilly solo congelarla en otros alimentos (por ej en una torta) o si se utilizará para salsas.

Si estas interesado en adquirir grandes conocimientos culinarios a través de una carrera de cocinero profesional, te recomendamos la carrera de chef internacional de Escuela Gourmet Online.